El Comienzo de la Crisis en Puerto Rico

Hay quienes dicen que la crisis en Puerto Rico comenzó con Pedro Roselló, otros dicen que la crisis empezó con Rafael Hernández Colón. Populares y penepés jugando pasa-misín cada cuatro años. Lo que tenemos es el resultado de lo que el binomio del PPD y el PNP le han dejado a Puerto Rico.

En mi opinión, la crisis comenzó cuando muchos puertorriqueños entregaron su voluntad política, anestesiados por el colonialismo, para depender del gobierno. Para colmo se pusieron a mirar a America Latina y otros países caribeños por encima del hombro. Al menos ellos tuvieron la dignidad y el honor de lograr su independencia, y eso hay que respetarlo y admirarlo. Los países de America Latina cometen errores, pero toman sus propias decisiones y tienen control de su propio destino. Más control que nosotros, en eso nos llevan una ventaja abrumadora.

Tenemos dólares, carros, celulares y un pasaporte americano, que ahora nos esclavizan con una deuda impagable, y nos hemos quedado políticamente inferiores, sin poder de controlar nuestro destino. Hemos dejado que nos traten como una finca llena de arrimados en medio del Caribe. Una vergüenza colectiva terrible nos debilita el espíritu.

Aquí le mienten a nuestros jóvenes diciendo que la independencia es mala e imposible, que los independentistas somos indeseables. A toda costa no quieren que mantengamos franquicia electoral, para no tener que vernos la cara ni escuchar nuestros reclamos en el foro político formal.

Nuestras instituciones educan para ser gerentes y empleados, nunca DUEÑOS. Para servir al poder de otro, no para CREAR su propio poder. A traer inversionistas ‘de afuera’ o extranjeros, no a SER nuestros propios inversionistas. A callarse la boca, serruchar palos, buscar ‘palas’ y tratar de aprovecharse de los demás, a ser pasivo-agresivos con nuestros propios hermanos con una sonrisa en la boca. A vivir de una falsa arrogancia y la verdadera autoestima por el suelo. No enseñan a HABLAR, GANAR y RECLAMAR sus propios MÉRITOS y CONSTRUIR prosperidad para que TODOS ganemos.

Lo vivimos cada día. Hay gente que tiene puestos y poderes que no se merecen. Sabotean nuestros esfuerzos libertarios consuetudinariamente porque tienen miedo, temen el cambio que representamos, porque no nos rendimos y no nos doblegamos. Si eres capaz y trabajador, lo has sentido en tu trabajo, y hasta de tu propia familia. Sabes de qué hablo. No quieren que triunfemos, pués no quieren quedar del otro lado de la historia y tener que reconocer que un Puerto Rico independiente sí es posible. Cuando Moisés lideró el Éxodo, siempre había quienes maldecían a Moisés y se lamentaban, añorando volver a Egipto a ser esclavos del faraón. Vean la película A Bug’s Life y díganme si somos los saltamontes o las hormigas.

¿Qué le contestas a tu hijo/a si te preguntara qué es mejor: A) la dependencia, que tu destino lo decida otro, a cambio de unas comodidades, o B) ser independiente, valerse por uno mismo y controlar tu propio destino, aunque haya incomodidades? ¿Cuáles son tus verdaderos valores?

VALERSE POR UNO MISMO ES EL MÁS GRANDE HONOR.
No significa para nada estar solos. Es estar UNIDOS en IGUALDAD al resto del Mundo.

La estadidad es igualdad con los demás estados.
La independencia es igualdad con el Mundo entero. Las Grandes Ligas, donde se separan los niños de los adultos.
Lo que pasa es que no es fácil, requiere esfuerzo y compromiso. No te puedes recostar, hay que trabajar, pero para nosotros, no para otro que se lleva toda la riqueza.
Requiere que seamos humildes, fuertes y aprendamos a negociar de tú a tú, a ser listos e inteligentes.
Requiere que aprendamos a ser dueños, no sólo empleados o gerentes de los medios de producción y de nuestra Patria.

Cuando es tiempo de ser fuertes, aprender y trabajar, los vagos y los miedosos se ponen histéricos. No quieren sufrir, pero no entienden que siempre hay un precio a pafar. Yo prefiero pagar el precio de tener el control y dignidad, que pagar el precio de no tener dignidad ni control.

Ya, eso es todo, sigo trabajando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

A %d blogueros les gusta esto: