Halloween no me asusta

11949840591461468344pumpkin2_yemu_01.svg.medLa verdad yo tengo muy lindos recuerdos del día de Halloween. En mi vencindario nos divertíamos súper y colectábamos muchos dulces. Algunas madres hasta nos cosían los disfrazes. En la escuela nos dejaban hacer una fiesta en el salón. Me gustaba porque podía disfrazarme de un personaje interesante o gracioso. Si escuchábamos de algún desordenado, casi siempre eran los mismos manganzones haciendo fechorías o bromas de mal gusto.

No recuerdo nunca haber participado de ningún culto satánico ni ver a nadie renegando de su cristianidad. Recuerdo unas casas donde aprovechaban y entre los dulces nos ponían tratados sobre Cristo. Otros al acercarse a saludar aprovechaban y nos invitaban a su iglesia. Había iglesias que hacían su fiesta y los niños se disfrazaban de personajes bíblicos. Nada te impide disfrazarte de tu profeta favorito y aprovechar para hablarle de Dios a la gente cada vez que te pregunten por tu disfraz. Incluir, en vez de excluir. Muy ingenioso.

Halloween no me asusta. Me da miedo salir, pero es por lo inseguro que me siento en las calles de este Puerto Rico cundío de cristianos e iglesias por las cuatro esquinas. Es el mismo miedo todas las noches no a Halloween. A veces quisiera que las personas que con firmeza y severidad rechazan Halloween, con la misma severidad se aplicaran a sí  mismos los principios de su religión, amaran al prójimo y fueran tolerantes, en lugar de irritantes. Si lo hicieran podríamos disfrazarnos y salir tranquilos a buscar dulces, saludar amablemente a mis vecinos y pasarla bien, sin juzgarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

A %d blogueros les gusta esto: